Tejiendo juntas: Reflexiones sobre economía circular, artesanía y labores textiles, con Penny P.

La artesanía transmite una cierta contención en el consumo, un límite de velocidad y de volumen, porque no se puede consumir más, ni más rápido de lo que produce el artesano

«Gestionar la sostenibilidad en la moda: Diseñar para cambiar materiales, procesos, distribución, consumo»
Kate Fletcher, Lynda Grose, Paul Hawken

Se acerca la primavera y estamos en un mes muy femenino, así que se dan las condiciones estupendas para invitar a charlar a Penny Papachristodoulou, una mujer muy especial. Penny es una diseñadora textil, persona inquieta y curiosa con una trayectoria muy variada. Nacida en Grecia empezó su carrera profesional en el ámbito de restauración de antigüedades, después se trasladó a Barcelona para estudiar nuevas tecnologías y medios interactivos. Tras varios años trabajando con la tecnología y el sector académico, decidió volver al trabajo manual y poco a poco acabó desarrollando su propia marca de moda sostenible. Actualmente continúa asentada en Barcelona donde está desarrollando un proyecto sobre economía circular y educación.

Nuestro encuentro surge a través de una amiga en común. Penny asistió a una reunión de un grupo de mujeres del que formo parte, en esta ocasión vino de invitada a hablarnos sobre todos estos temas que traemos aquí. Enseguida pensé que podría ser muy enriquecedor seguir hablando con ella y la posibilidad de compartir la charla en el blog. 

Hemos ido tejiendo lento y compartiendo, como si estuviéramos en una mesa camilla echando la tarde sin prisa, pero en su versión online. Con ilusión, aquí os dejo la conversación.

Visitando el taller de costura. Comenzamos con una pregunta general que nos ubique. ¿Qué es para ti la economía circular? ¿Qué implica consumo consciente?

«Podemos situar el inicio de este concepto en la filosofía y las prácticas que exponen en el libro “Cradle to Cradle” de William McDonough y Michael Braungart. Estos autores proponen la eliminación del residuo y el uso de materiales y recursos basados en fuentes renovables. 

Cuando hablamos sobre economía circular hablamos de respeto hacia la persona, la sociedad y la naturaleza. Si no tenemos respeto y sensibilidad hacia el mundo que nos rodea no podemos hablar de economía circular. Eso significa que tenemos que pensar en la manera en que creamos las cosas, cómo las valoramos y por supuesto, también, en las personas que están implicadas en estos procesos y en la manera que consumimos. Algunas cosas que podría mencionar rápidamente como ejemplos serían: el uso de los residuos como materia prima, la reparación como acto de resistencia hacia el consumo y el acto de cuestionarnos sobre nuestras necesidades reales.

Conseguir una sociedad que sea totalmente circular no es algo fácil, necesita colaboración entre diferentes actores y disciplinas y sobre todo refuerzo en la parte educativa y legislativa. 

En mi caso, PennyP es una marca artesanal, aunque no sea una marca circular deseo poder llegar a ese punto. Sin embargo considero que la artesanía puede crear unos buenos fundamentos y ser un primer paso para transmitir el respeto hacia un trabajo digno y para favorecer un futuro más sostenible.«

Tejiendo salud mental y labores manuales. ¿Cómo crees que influye en la salud mental un oficio como este? ¿Y en el consumo de productos realizados desde esta línea?

«Para mí, el trabajo con las manos siempre me ha parecido importante para tener un equilibrio entre lo mental y lo físico. De hecho cuando estoy muy atrapada en mi cabeza recurro muchas veces a las tareas manuales. Creo que es algo que todxs tenemos que integrar de alguna forma, encontrar una manualidad que pueda ser adecuada para cada unx y considerarlo tan importante como el ejercicio físico o la conexión con la naturaleza. 

Pienso que las artes manuales tienen mucho que ver con las prácticas de mindfulness, ya que muchas veces te dan el espacio de pensar pero dejan esta distancia que te ayudan a desconectar de un cierto modo. 

Y por último, me gustaría mencionar el tema de la reparación de nuevo porque está vinculada intrínsecamente con las labores manuales y creo que es esencial, no solo como respuesta a la obsolescencia de las cosas sino también como habilidad propia, (y no me refiero solo a lxs creadorxs sino a lxs consumidorxs). 

Arreglar una cosa que no funciona o que has dejado de usar, es un proceso creativo y nos permite atrevernos a equivocarnos, integrando el error en el proceso de aprendizaje y a la vez crea mucha satisfacción. Me refiero, por ejemplo, a enmendar unos pantalones que se han roto, en vez de deshacernos de ellos.

Son prácticas que me parecen importantes, especialmente para unas generaciones que están educadas para ser perfectas y exigentes (lo que crea mucha culpa y responsabilidad). De hecho, no es casual que se use muchas veces como métodos de terapia o en centros de rehabilitación.»

Seguimos con el hilo del género: ser mujer y dedicarse a un “oficio tradicionalmente femenino” en la actualidad. ¿Cómo vives este aspecto en tu experiencia o lo ves en otras compañeras?

«Esta es una pregunta muy interesante. Durante mi investigación he tenido la suerte de encontrarme con mucha gente de todas las edades y culturas. Es curioso ver patrones que se repiten.

Por un lado, me gustaría hablar del papel de la mujer en la confección o cualquier labor o arte textil y el cambio que se está generando y también de los prejuicios que cargamos del pasado en relación a esto.

Casi todas hemos tenido una abuela que cosía, bordaba o hacía ganchillo, quizás algunas incluso hemos aprendido algo de ellas. Sin embargo, la generación siguiente, muchas de nuestras madres (tengo 43 años, para orientarnos en edades)  renunciaron a cualquier tarea que se relacionara con hilos y agujas. En mi experiencia he observado que hay una cierta aversión hacia estas labores,  creo que  porque se consideraba el oficio de la ama de casa. Aunque luego una cosa llamativa es que los oficios profesionales de confección una vez más estaban dominados por hombres.

Actualmente, la confección parece que está cogiendo un papel más importante. Lxs jóvenes recurren a ella para reivindicarse, lo consideran como una práctica digna y creativa, se usa como vía de expresión. Esta nueva mirada va modificando creencias anteriores que reducen las labores manuales al ámbito de ser ama de casa y revaloriza estas prácticas.

Luego me di cuenta que hay aún muchos prejuicios relacionados con el género y la elaboración textil. Actualmente estoy diseñando algunas actividades para niñxs en las que se propone la exploración a través de la costura y el bordado. En este proceso, yo misma, me he sorprendido pensando que los niños no estarían interesados. Han sido las educadoras las que me han animado a usar el hilo y la aguja como herramientas para romper estos “complejos”. Esta posibilidad de modificar estas ideas a través de mis propuestas me genera mucha motivación.«

Traemos la máquina de coser: El ser humano está continuamente en relación, no solo con otras personas y objetos sino con nosotros mismos y con lo que nos rodea, vamos creando vínculos constantes, ¿Qué te sugiere a ti esto en relación a tu proceso creativo?

«En los oficios artesanales la relación que tienes con los materiales es muy importante. Desde la selección de la materia prima hasta la manera de procesarla, es un diálogo continuo. Los tiempos son muy diferentes, todo es mucho más lento, requiere atención, cuidado y mucha paciencia. No puedes forzar las cosas a que vayan rápido, muy al contrario de lo que estamos acostumbradas. 

Además, la relación que creas con tus clientas es especial, es una relación de tú a tú.  En mi caso, a veces, ofrezco también la opción de personalización, esto crea un vínculo y una conexión especial, porque cuando estoy creando una pieza siguiendo los deseos de la persona que lo va a recibir sé que va a ser muy feliz y esto da mucho valor a mi trabajo y una satisfacción grande. 

Estamos habituadxs a consumir rápido, tirar rápido, no sabemos quién hace lo que compramos, cuál ha sido el camino hasta llegar hasta nuestras manos. La artesanía pasa por otros procesos y muchas veces damos por hecho que las cosas se hacen de una determinada forma pero la mayoría de veces no tenemos ni idea.

Me gustaría animar a las personas a preguntar a lxs creadores, interesarse por los procesos. Muchas veces me doy cuenta de que (nosotras lxs creadorxs) no sabemos comunicar las cosas y el cariño y el empeño pasa desapercibido, aunque quiero creer que esto lo estamos cambiando poco a poco.«


La prenda está lista, hasta aquí el encuentro con Penny. Con estos hilos, esta conversación y estos materiales reciclados acabamos de crear un vestido floreado y primaveral listo para estrenar 🙂 

Para finalizar me gustaría cerrar con algunas reflexiones. De alguna manera siento que estamos recogiendo conocimientos del pasado, como este tejer de nuestras abuelas y dándole una nueva forma, más respetuosa, más libre y amorosa con las necesidades presentes. Esta mirada nos trae un conocimiento que brinda soberanía, que nos facilita recuperar el poder de decidir qué queremos y cómo en nuestra vida, a pesar de que nos equivoquemos. También vamos eliminando creencias que nos limitan a un solo camino,  abriendo otras posibilidades no contempladas tradicionalmente, las mujeres pueden jugar al fútbol y los hombres coser.

Salir de vernos como meros consumidores, o sumergidos en transacciones inertes y recuperar la humanidad, el aspecto relacional, sensorial, el intercambio presente y sostenible. Recordar la posibilidad de recuperar el parche, reutilizar o reparar. Ir transitando hacia estas dinámicas nos proporciona bienestar y salud global.

Por último la recuperación de lo manual, con ese espacio tiempo más pausado, fluido y sin tanta productividad. Todo esto surge al leer este bello intercambio de palabras y saberes. Muy agradecida de que Penny nos brinde su experiencia y conocimiento y su arte y que con ello nos ponga más fácil este proceso de transformación hacia una vida más humana.

Cualquier cosa que queráis comentar o debatir aquí nos encontramos. Si queréis saber más de ella o visitar sus preciosas creaciones, os dejo su web: Penny P.

Recomendaciones

Penny ha sido muy generosa y nos ha dejado varios recursos para poder investigar, ampliar y profundizar todos estos temas, aquí os lo dejo. Gracias.

  • Hashtag #visiblemending en IG, un montón de referencias de reparación de ropa
  • Película sobre la moda y su impacto: True cost 
  • Una iniciativa totalmente gratuita y basada en el trabajo de voluntarios aficionados con la reparación de electrónicos
  • IG de Zoi Gaitanidou, artista que trabaja con hilo y aguja.
  • The Goood Shop, una tienda online de moda sostenible donde las historias son tan importantes como los productos 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *